Dec
27
2017
3p-disco-freno

4 cuestiones importantes sobre los frenos de disco…

Hay mucho que decir respecto a los frenos de disco. Sin embargo, cuatro cosas de ellos pueden ayudarte a conocerlos, usarlos y aprovecharlos mejor.

En un auto, sea cual sea su tipo, el estado de los frenos es esencial para la seguridad de todos sus ocupantes. Aunque muchos estén de acuerdo, no todos somos conscientes de cuán significativa puede ser la diferencia entre contar con frenos de un tipo o de otro, de cómo funcionan y de qué cuidados debe recibir cada uno.

Por ejemplo: compraste un auto con frenos de disco en las cuatro ruedas y eso significa que…
Si tus nociones de mecánica son al menos básicas, lo que sigue a la oración anterior debería venir acompañado de una sonrisa de orgullo o satisfacción, pues aquel tipo de frenos es reconocido por su performance superior al de los de tambor (y qué mejor que tenerlas en los dos ejes).
Ahora bien, si aún no sabes mucho sobre los frenos de disco, presta atención a estos cuatro puntos relevantes sobre ellos.

1. Suelen venir generalmente en las ruedas delanteras de los carros.
Resulta que su rendimiento, superior al de otro tipo de frenos, los hace ideales para el eje delantero de los vehículos.
Las gomas de adelante exigen mayor presión para ser detenidas por el sistema de freno, pues en un carro convencional el eje frontal es el que recibe la tracción. Además, ante una bajada prolongada, son los frenos frontales los que deben resistir la caída del vehículo. Esto no es vital en subidas, ya que la tracción delantera evitará que el carro resbale de todas formas.

2. Disipan mejor el calor que los frenos de tambor.
Si te estabas preguntando hasta este punto qué específicamente los hace mejores que los de tambor, aquí tienes un buen motivo. Ten en cuenta que los frenos de disco fueron creados por expertos ligados al mundo de las carreras de autos y de la aeronáutica que buscaban una forma de eliminar más fácilmente el excesivo calor producto de frenadas muy exigidas.
En resumen, estos frenos consiguen disipar el calor así: al frenar, una pastilla presiona el disco hasta atraparlo y detener la rueda, lo cual calienta este componente. Sin embargo, a diferencia de las zapatas del freno de tambor, la superficie extensa y metálica del disco ayuda a que la temperatura no se concentre en un punto. Más aún si hablamos de discos ventilados.

3. Los hay de dos tipos: sólidos y ventilados.
Así es, su performance ha sido incluso mejorada en una subclase más eficiente. Los discos sólidos son los frenos convencionales de este tipo, que si bien son mejores que los de tambor y zapata, acumulan calor y se deforman si los exponemos a niveles de fricción bastante altos.
Con los discos ventilados, los conductores de autos de carrera y de carga pesada pueden frenar su unidad con tanta rapidez como con los sólidos, pero con una pérdida más inmediata y conveniente de calor. Esto ocurre gracias a pequeños orificios ubicados sobre la superficie del disco y/o dividiéndolo en dos platos unidos y con ranuras entre ellos.

4. Usa más de un tipo de pastillas que ofrecen distintos resultados.
Son al menos cuatro los tipos más comunes de pastilla que utiliza el freno de disco: orgánicas, semi metálicas, metálicas y cerámicas. El uso de cada una depende del tipo de vehículo y de conducción, y puedes comprarlas según cuál sea tu presupuesto. Por ejemplo, las orgánicas suelen estar hechas de carbón, vidrio, caucho o kevlar, son más silenciosas, buenas para conducción diaria y no para carreras, pues no muerden bien cuando se calientan.
También están las semi metálicas, compuestas de metales blandos como cobre, latón o hierro en polvo, y materiales sintéticos. Ejercen mayor fricción que las orgánicas pero hacen más daño al rotor. Otras son las metálicas, que funcionan bien en cualquier situación pero dañan aún más rápido los rotores. Y, por último, las cerámicas, que son las caras, eficientes y resistentes al calor. Son silenciosas y reaccionan bien a la humedad.

Si tienes cualquier tipo de duda sobre los frenos de tu auto, en Autofix podemos ayudarte: nos encargamos del mantenimiento preventivo y periódico para detectar cualquier problema a tiempo. Recuerda que actuar de forma preventiva te ahorrará dinero y sobretodo te dará seguridad.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *